Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

News

Noticias Gamo

El mantenimiento ideal de un arma de aire comprimido

En Gamo se fabrican carabinas y pistolas de aire comprimido con el objetivo de que éstas, además de tener una calidad excelente, duren el máximo tiempo posible. Uno de los principales objetivos de la compañía es que sus productos acompañen a sus clientes durante generaciones, formando parte de la tradición familiar. Y así lleva esta marca más de 60 años entrando en los hogares de todo el mundo con el fin de hacer disfrutar a través del tiro deportivo y el entretenimiento.

Tabla de contenidos

Cuál es el mantenimiento óptimo para un arma de aire comprimido

Hemos preguntado a nuestros expertos para que nos ayuden a recopilar una lista de cuál sería para ellos el mantenimiento ideal para un arma de aire comprimido. Hemos confeccionado una exclusiva lista de pasos que deberías seguir para hacer que tus armas duren más tiempo y tenerlas siempre preparadas para el momento en el que vas a disparar.

1. Limpia las armas de aire comprimido de forma periódica

No es necesario tener que limpiar las armas cada vez que se vayan a guardar tras utilizarlas, salvo que su uso sea bajo la lluvia o en ambientes muy húmedos. Piensa que limpiar nunca está de más, ya que puede ayudar a eliminar residuos, polvo, suciedad o restos que quedan tras realizar una serie de disparos que pueden afectar al largo plazo tanto en los componentes como en su rendimiento.

Para la parte exterior, se recomienda un paño suave y seco. No es necesario utilizar productos químicos para la parte externa, simplemente pasar un paño que tengas por casa dejará bien limpia la parte externa. Aunque si se ha manchado o tiene restos de tierra o barro, sí se recomienda pasar un paño húmedo sobre esas zonas y luego pasar el paño suave y seco para dejarlo listo.

Para la parte interior de la carabina, es recomendable utilizar un kit de limpieza específico para armas de aire comprimido, los cuales deben contener baquetas para que se pueda limpiar todo el largo del cañón ayudados por algodones adaptados al calibre del arma. Aquí dejamos algunos ejemplos que pueden ser muy útiles para realizar esta limpieza:

2. Lubrica las partes articuladas de tus armas de aire comprimido

Seguramente, este es el consejo más importante de toda la lista. Todas las armas de aire comprimido tienen partes móviles que, por pura física, al usarlas producen un desgaste constante en el arma y, en consecuencia, en su rendimiento en el largo plazo.

A pesar de que cada arma es un mundo, lo más recomendable es comprobar el despiece o el manual del arma para conocer todas estas partes móviles y así poder aplicarle el aceite adecuado. En Gamo disponemos del Botellín de aceite que sirve para prácticamente todas nuestras armas de aire comprimido.

Con unas pocas gotas aplicadas sobre la articulación del cañón después realizando el movimiento pertinente, te ayudará a ampliar significativamente la vida útil de tu arma de aire comprimido y mantener un rendimiento constante a lo largo del tiempo.

3. Guarda las armas en el lugar correcto

Las armas de aire comprimido, a pesar de ser de altísima calidad y muy resistentes, no están hechas para estar constantemente en circunstancias atmosféricas adversas. Es decir, si las dejas en algún lugar con contrastes de temperatura, con humedad o soportando la luz del sol directa todo el día, acabará deteriorándose poco a poco.

Cuando no se esté utilizando tu arma de aire comprimido, lo más adecuado es almacenarla en algún lugar de la casa que esté limpio y seco, lejos de la humedad y la exposición a temperaturas extremas. Es recomendable que se almacenen en una funda o un estuche apropiados para que esté protegida de las adversidades externas y también de posibles golpes y/o arañazos.

También es importante que el arma descanse descargada. Es decir, sin aire precargado y sin balines en su interior. Para descargarla, simplemente dispara en seco, pero con cuidado de que no se haya quedado nada en su interior. Dispara al suelo o en alguna zona que no pueda salir dañada.

A continuación te dejamos con algunas de nuestras mejores fundas que servirán para proteger tus armas de aire comprimido de forma apropiada:

4. No hay mejor munición que la mejor munición

En Gamo somos conscientes de que la munición es tan importante como la propia arma. Si los balines elegidos son de alta calidad, habrá muchas más posibilidades de que no dejen residuos o dañen las áreas internas del arma de aire comprimido.

Siempre recomendamos que revises bien cada balín que vas a introducir en el arma, que no tenga malformaciones que puedan provocar deterioro interno. En Gamo somos muy cuidadosos con los balines, ya que son el alimento favorito de nuestros productos estrella. Por eso se fabrican en Barcelona, para supervisar su calidad y que salgan al mercado en un estado excelente.

A continuación puedes ver algunos de nuestros mejores balines:

5. Realiza una revisión periódica

Nuestros expertos aseguran que, para adquirir el hábito de revisar el arma, lo introdujeron en el momento previo a disparar. Si sabes que vas a disparar con tu arma de aire comprimido, revísala con detenimiento antes de utilizarla, ya que no se puede asegurar que esté en condiciones óptimas. Evitar disparar con un arma en mal estado asegurará que no se estropee y que pueda ser intervenida a tiempo por nuestro servicio de reparación o por un profesional de tu confianza.

Antes de disparar, presta especial atención a los sellos y las juntas, ya que no se sabe cuándo pueden necesitar un reemplazo de mantenimiento. También observa que todo está en orden, como las tecnologías, el alza y mira, el visor y todas aquellas partes fundamentales para su correcto funcionamiento.

Como bonus, también se recomienda que visites a un profesional de forma recurrente para que puedan ver con su ojo experto el estado de tu arma de aire comprimido. Ellos, además, podrán darte consejos de cómo seguir mejorando con el mantenimiento y qué necesita tu arma en concreto.

Conclusiones

En resumen, tampoco se necesita realizar un mantenimiento muy exhaustivo, simplemente es crear el hábito de realizar un pequeño mantenimiento de unos pocos minutos antes y después de usar el arma de aire comprimido. De esta forma, y siguiendo los pasos anteriormente vistos, podrás mantener tus armas de aire comprimido durante muchos años.

Cuéntanos en los comentarios si aplicas todos estos consejos y cuánto tiempo te ha durado una carabina Gamo. ¡Te leemos!

E-mail
Facebook
Twitter
LinkedIn