Nuestra historia

EL MAYOR FABRICANTE EUROPEO DE AIRE COMPRIMIDO

Gracias a sus constantes mejoras en la incorporación de los últimos desarrollos tanto a nivel de materia prima, diseño y tecnología, han permitido que el crecimiento de Gamo sea muy importante durante su larga historia. Parte de este éxito, ha sido gracias a un estricto control de calidad, lo que le ha permitido ganarse a nivel mundial la tan merecida reputación que actualmente poseen los productos de la marca.

A TODA PRUEBA

Uno de los motivos de nuestro éxito es que producimos e inspeccionamos cada uno de nuestros componentes y fabricamos todas nuestras piezas metálicas. Utilizamos haya y nogal europeo para la fabricación de nuestras culatas. La madera de nuestros rifles es procesada y tratada por maquinaria totalmente computarizada.

Se siguen estrictos procedimientos de control de calidad para garantizar el mejor producto posible. Cada 1-2 horas, cada carabina se somete a una revisión exhaustiva. Nuestras carabinas son sometidas a regularmente a exigentes test de tortura. Antes del embalaje final, carabina se inspecciona de cerca para validar su calidad, potencia, precisión y acabado.

Todos nuestros modelos se someten aleatoriamente a pruebas de tortura, que incluyen dispararlos 10.000 veces. Luego se inspeccionan cuidadosamente en busca de deterioro y desgaste. Antes del embalaje final, cada carabina se inspecciona de nuevo para verificar la calidad general, la potencia, la precisión y el acabado.

DISPAROS QUE SE OYEN ALREDEDOR DEL MUNDO

Gamo es un líder mundial en la producción de munición precisa y de alta calidad para armas de aire comprimido. Una carabina de aire comprimido es tan buena como la munición que dispara. Y esa es la razón por la cual, durante décadas, Gamo ha utilizado los métodos más innovadores para garantizar a sus clientes los mejores balines del mundo.

HISTORIA DE GAMO

1889: Se funda ACSA para fabricar derivados del plomo de alta calidad.

1950: Antonio Casas Serra, el hijo de nuestro fundador, decide producir balines de alta precisión debido al gran crecimiento del mercado europeo.

1955: Nace Industrias el Gamo S.A., como consecuencia de una serie de factores familiares y empresariales que se basan en la existencia de la fábrica de derivados del plomo.

1961: Se introducen las primeras carabinas Gamo en el mercado español con inmediata aceptación debido a su excelente calidad. Los primeros pasos de la empresa se orientan hacia la fabricación de carabinas en serie, es decir, piezas totalmente intercambiables, teniendo como objetivo conseguir un producto de alta calidad a un precio medio/bajo, de modo que pudiera hacerse asequible y popularizar el deporte del tiro con aire comprimido.

1963: Se inician las primeras exportaciones con destino al Reino Unido y continúan acrecentándose mediante la asistencia a ferias internacionales a nivel europeo.

1970: Se monta una red de distribuidores en más de 40 países.

1980: Se inician relaciones comerciales y de colaboración con fabricantes del mismo sector en Gran Bretaña, EE. UU, Alemania y Brasil.

1982: Debido al enorme incremento de la producción, la fábrica de balines se traslada a un nuevo y mayor parque industrial, con la planta de tratamiento de la madera para la fabricación de las culatas.

1995: Se crea Gamo USA Corporation. Tras varios intentos para distribuir los productos Gamo en los EE. UU., y sabedores que los productos Gamo tienen buena aceptación, se decide adquirir una distribuidora norteamericana y crear una nueva empresa Gamo.

2007: El grupo MCH Private Equity invierte en Industrias El Gamo con la finalidad de consolidar el liderazgo de la marca y potenciar sus planes de expansión.

2008: La tecnología entra a formar parte de la filosofía de Gamo con la incorporación del sistema moderador de sonido Whisper en muchos de sus modelos.

2009: La fabricación tradicional de balines de plomo sufre una evolución importante en Gamo con la aparición de los nuevos balines en los cuales se combinan diversos materiales alternativos al plomo.

2011: Gamo incrementa las prestaciones de sus carabinas sustituyendo el clásico muelle por una nueva tecnología propia, el sistema IGT (Inert Gas Technology) con el cual se mejora la precisión y se estabiliza la potencia.

2013: El fondo de inversión Bruckman, Rosser, Sherill and Co (BRS) con sede en Nueva York adquiere el 100% de Gamo Outdoor con la idea de aplicar un ambicioso plan de crecimiento y expansión internacional.

Hoy, Gamo es una marca global, líder mundial en la fabricación de balines y el mayor fabricante europeo de armas de aire comprimido. Gamo es la referencia y primera mención a la hora de hablar de Aire Comprimido. Su éxito hace que esté presente en los cinco continentes y que los productos Gamo puedan ser adquiridos actualmente por todo tipo de clientes en más de 90 países del mundo.